Tortuga Jones y las Cagarrinas del Infierno

El fin de semana del puente, decidimos ir a Morillo a estrenar el nuevo buga que nos hemos pillado. Una Citröen Berlingo XTR que, comparada con el pobre Peugeot, es como vivir en una buahrdilla y pasar de golpe a un piso de 4 habitaciones. Ahí estamos los dos, más contentos que todo el stock mundial de castañuelas!


Llegamos a las quimbambas a Morillo, con un frío del Rey de los Carajos, y nos metimos en el catre más frío que uno se puede imaginar, ya que la casa llevaba desde final de verano cerrada, tras haber decidido que el sábado iríamos a escalar.Nos levantamos y, viendo que el día era frío pero hacía sol, nos fuimos para Olvena, donde estábamos seguros que en Garrapatillos no se estaría mal. Acertamos.

Llegamos y nos pusimos cintas a las chapas para entrar en calor:

  • Julia (5c/6a): Un 6a como la copa de un pino. Alética y con buen canto excepto un paso un poco más delicado. Llego arriba con los brazos a reventar!
  • Fonz (5b): vamos a la parte de la derecha a hacer algo más asequible para que Mel y Olga le peguen también. Olvena no es una escuela fácil.

  • Tonet (5c): algo más complicada, pero no tiene nada que ver con Julia
  • Miskin (6a): Larguísima vía con muchos seguros (18 cintas para ir bien), que sigue la tónica de la primera, aunque algo más dura. Llego a una zona intermedia tumbada de reposo sin brazos, después de pasarlo fatal en los últimos pasos y demostrando lo mal que se me dan este tipo de vías. Tras descansar y estudiar lo que me quedaba por subir, veo que me faltan 3 cintas para llegar a la R (llevaba 13). Me pienso la jugada y decido aprovechar una cadena intermedia que había por ahí. No tengo fuerzas para nada más =(

Empieza a aflojar el sol y ya no se está muy bien, así que nos volvemos para casita. Al llegar la notamos algo más calentita!

Domingo, el principio del fin!

Nos levantamos temprano, pues la idea es hacer un pateo hasta Aigualluts, los cousins en esquís y nosotros en raquetas. Ha caído una nevada importante y los Llanos del Hospital están preciosos. Al iniciar la marcha, mi estómago avisa (olorosamente) que algo no acaba de ir bien por ahí dentro. No le hago mucho caso y contiuamos con la marcha. Craso error! Además de ir dejando huella tras los pinos, justo antes de Aigualluts me da una pájara total y me quedo sentado en una roca. Con Mel preocupada, iniciamos el retorno. Llegamos al coche, yo totalmente descompuesto y Mel angustiada porque pensaba que habíamos tardado demasiado.

Para más inri, vemos los restos de un alud en la pendiente del Salvaguarda, ambulancias, guardia civil y el helicóptero nos señalan la desgracia: el alud ha cogido a una chica. Más tarde, en casa, vemos en las noticias que se trata de una joven catalana. La sombra de la fatalidad y el recuerdo de Jordi volvía a planear sobre nosotros…


Al llegar a casa nos encontramos con Joan i Silvia, que han llegado ya de La Seu y, mientras los dos mamones me restregaban por la cara las cervezas que se estaban ventilando con un puré de patatas y salchichas, yo hecho una m… en la cama y comiendo sopa de arroz. Las Cagarrinas del Infierno habían llegado…

Además, me olvido las gafas de sol y me tengo que poner las de ventisca! Vaya cromo!

El lunes, lo pasamos vageando por Campo, ya que yo estaba para el arrastre. Y eso fue todo!

Share

2 Responses

  1. Marta 15/12/2008 / 22:10

    Ja que veig que heu anat a patejar per la zona d’aigualluts, vau arribar prou lluny com per veure la zona de cascades (mamporros para todos, etc…)?? és per veure si estan en condicions, o ens podem estalviar la kilometrada i patejada.
    Gràcies
    SEVIDE

  2. Rul y Mel 16/12/2008 / 07:24

    Donç jo em vaig quedar a uns 150 metres, perque estava fet caldo, però hi havia molta, molta gent. La veritat es que estava tot molt guapo, amb força neu. Això sí, més gent que a la feria!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*