Rheda-Wiedenbrück, bonita villa alemana.

Si bien en los viajes por trabajo el tiempo suele ir más que apretado, casi siempre podemos tener un par de horas para hacer un poco de turismo; aunque sea con la excusa de encontrar algún buen lugar donde comer Rheda-Wiedenbrück, un pequeño pueblo en el land de Renania del Norte-Westfallia junto al río Ems. Hasta los años 70 eran dos localidades diferentes separadas por la carretera; Rheda y Wiedenbrück. Cerca de la zona se encuentra el Teutoburger Wald, un hermoso bosque que también se merece una visita, pero al que no fuimos.

El pequeño centro histórico está repleto de antiguos edificios de madera excelentemente conservados, que se pueden ver dando un agradable paseo.

01 05 07 08 09 15La localidad es famosa por su mercado de Navidad, y cuando llegamos empezaban a montar la infraestructura para estas fechas, aunque aún estaba todo a medio ubicar. No obstante, con ver los detalles de las fachadas es más que suficiente para justificar una corta visita.

12 13 14El hambre aprieta y tampoco vamos muy sobrados de tiempo, por lo que sin más nos vamos a comer al restaurante Rastkeller, junto al hotel del mismo nombre. Como no puede ser de otra manera, me pido el plato típico de la zona, que resulta ser oca o filete de ternera. El interior del restaurante es muy bonito a la par que acogedor y, la comida, pese a no ser nada del otro mundo está bastante rica (me decanto por la ternera).

06 02 03

Como no, aprovechamos para probar la cerveza local, que luce impresionante en la copa.

11De vuelta en el aeropuerto, aún podemos ver a un paciente artista currándose un espectacular castillo de naipes encerrado en una cámara de cristal.

04Aunque sea poco, siempre enriquece poder hacer una escapada en estos cansados viajes relámpago.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*