Ponte el coco, que aleja!. Placas del Urquiza

Tras el cafetito de rigor en el clásico bar Anna, del Bruc, decidimos con Zorat i Mariona que iremos a las Placas del Urquiza, en el Clot de la Mònica. Tras 30 minutos de cómoda subida, llegamos al sector. La niebla matutina ha disipado ya, y un espléndido Sol nos augura una jornada de escalada prometedora. La roca es buena, la vista impresionante y además tenemos la zona para nosotros solos.

Después de mirarnos las reseñas, montamos dos cordadas, Zorat con Mariona i Mel conmigo. En las reseñas indica que los primeros seguros están un poco altos, y es cierto, pero lo que no dice es que el resto de seguros alejan de lo lindo. Así que ya se sabe: a ponerse el coco encima de las orejas, que entre seguro y seguro hay que escalar un trecho. Por tanto, ojo si se va con el grado justo!!!

Empezamos la jornada con:

  • Sa conillera (V+): me metí pensándome que era la vía Eivissa (V). La entrada es complicada, pensé que yo no estaba muy fino pero el Uahjádromo de Mel, al hacerla de segundo, confirmó que el paso era más de V. Unos alejes más tranquis y R.
  • Menorca (IV): para compensar el mal rato que le hice pasar a Mel, jeje!
  • Eivissa (V): la deseada inicialmente. Más continua que Sa conillera sin ningún paso que se desmarque del resto de la vía. Aquí Mel, ya más centrada, subió estupendamente, quizás de las mejores vías que la he visto subir.
  • Es caragoler (6b): la única en la que no alejan los seguros. Tanto a Zorat como a mí, nos parece que está sobrecotada, lo cual es una lástima pues era el reto del día. La vía es bonita, con un par de apretones con canto, pero, siempre en mi opinión, no tan dura. Comparada con el resto de vías se podría acotar como 6a+, pero no creo que sea 6b. En fin, regalo por el paseo, je je!
  • Cabrera (6a): bonita y continua. Los seguros vuelven a estar distanciados.
  • Tagomago (6a): a mí fue la que más me costó. Tiene un paso abajo, antes del primer seguro, que en mi opinión es el más complicado de todas las vías. Un agujero romo, que parece mucho mejor de lo que es en realidad. Quizás el cansancio?!!!….

Y aquí dejamos la escalada, pues teníamos ya un hambre de lobo! Vuelta al coche (que pesada se hace la bajada cansado y cargado) y contentos por los logros del día. Aunque hay un paseo, la calidad de la roca y la soledad del sector lo hacen muy aconsejable.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*