ONU BBQ!

Como podréis ver en las entradas escalar, lo que se dice escalar, poco. Pero a rumbear y darle cancha al colesterol, no nos hace sombra “naide”. Con la intención de aumentar la futura audiencia del programa “Saber vivir”, nos reunimos en casa de Jan una colla multinacional del copón. Allí había de todo, con predominio de Checos, Eslovacos y Catalanes, pero con una representación de países como Francia, Perú y algún otro que olvidé en el camino.

Aquí tenemos a los anfitriones, Miro y Jan, y una nutrida
representación de la familia Rodríguez, a los que hacía muuuuucho tiempo que no veía, especialmente a Pedrito y a Mónica.

Como suele suceder en estos casos, una morcilla y un vaso de vino… y ya eres amigo del alma de todos y cada uno de los comensales. Las diversas nacionalidades allí presentes daban un toque exótico a las conversaciones y brindaba la posibilidad de practicar pseudoinglés (lo siento Imma, se me olvidó todo) y realizar un curso rápido de mimo básico para acabar de entendernos…

Tras acabar con todo lo que caía en los platos, nos dedicamos a hacer un poco el vikingo para bajar un poco la digestión y, aunque algunos lo intentamos con todas nuestras fuerzas, no pudimos evitar que Pedrito cogiera la guitarra y se marcara unas coplillas en Extremo-duras y Marea-ntes….


Aunque nadie era capaz de cantar una canción completa de Marea (Pedrito hay que repasarse las letras), nos lo pasamos teta desentonando de lo lindo y haciendole un favor a toda España, invocando la tan ansiada lluvia! Como guinda final, pudimos escuchar una versión del himno checo en voz de Miro (el único que parecía saberse la letra de lo que cantaba).

Resumiendo: Cómo me gusta ser kumbaya!!!!!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*