NZ 2013 – Día 9: Te Anau – Milford Sd.

Ficha 


Ver Dia 09. Te Anau – Milford en un mapa más grande
 Km inicial: 1847   Km final: 2008     Trayecto: 161 km

Pasamos la mañana de souveniring en Te Anau, donde me hago con una copia del libro de las localizaciones de El Señor de los Anillos (¿friki? Sí, gracias). Recopilamos información sobre las excursiones de la zona, y a eso de las 12 h, partimos hacia Fiordland.
 

Foto cortesía del Cousin
Vamos por la Milford Road, una de las más famosas del país, que transita al inicio entre tupidos bosques flanqueados por altas montañas, resultando un paisaje espectacular.

Nos paramos en los Mirror Lakes justo al borde de la carretera, los cuales reflejan en sus cristalinas aguas las montañas que lo rodean.

Seguimos ganando altura a la par que el paisaje cambia del bosque a unas espectaculares y altas cornisas de roca negra por las que caen un sinfín de pequeñas cataratas hasta su base.
El clima está cada vez peor, y el ligero chispeo inicial se torna ya en un calabobos más serio. Tomamos el desvío hacia las cascadas Humboldt, a través de un camino entre el bosque de palmas atravesados por multitud de torrentes y arroyos. Llegamos al camino y, tras un corto paseo, llegamos al mirador donde tenemos unas bonitas vista de las cascadas; éstas sí dignas por su altura. Lástima que la niebla no nos deja verlas en todo su esplendor.

Continuamos por la carretera, cada vez más abrupta, de camino hacia Milford. A ambos lados podemos ver riscos nevados en sus cimas, con multitud de saltos de agua; el paisaje es abrumador.

Llegamos al cruce de Chasm con el calabobos convertido en lluvia para descubrir en el parking un par de keas descaradas que se pasean tranquilamente a nuestro lado mirando si les damos algo de comer (cosa que está totalmente prohibido y que no hicimos). Después de pasearse por el techo de la caravana casi se meten dentro con total impunidad, pasando olímpicamente de los gritos e intentos de espantarlas con la pierna de una esforzada Melania desde la puerta.

Hacemos el corto paseo para ver el encañonamiento del río Eglinton que baja con fuerza y ha horadado la roca en un capricho escénico de película.
Seguimos nuestro camino hasta Milford Sd. donde aparcamos en el parking y miramos si es posible acampar allí. El tema es que el túnel Homer se cierra a las 17:30 horas, por lo que ya nos es imposible salir de la zona.

Lloviendo a chuzos, totalmente solos en el parking, repasamos la información y no estamos seguros de que se pueda pasar la noche allí. Habíamos visto salir varias furgos, suponemos buscando un lugar más escondido para pasar la noche, pero estamos mojados y cansados y hace una noche de perros, así que decidimos quedarnos allí y ver si alguien nos dice algo para movernos.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*