How I wish you were here!

La noche del domingo pasado, la fatalidad quiso hacer acto de presencia aunque nadie la había invitado. Nuestro amigo Jordi sufrió un fatal accidente mientras practicaba esquí de montaña en el Casamanya, en Andorra.

Ha sido una semana muy dura. Nadie se espera que algo así nos pueda pasar, aunque día a día somos testigos de numerosos sucesos a nuestro alrededor que nos indican lo contrario. Ahora tú, Jordi, después de tantos años de amistad nos has dicho adiós de repente. El alma se nos encoge y la pena nos invade. La ilusión y la intensidad con la que vivías el esquí, con la que disfrutabas de la vida… No es justo, no hay respuesta, no queda más que aceptar que la vida es un efímero momento que te da la existencia para disfrutarla en compañia de los que amas. Te has ido, dejando un vacío en el corazón y la alegría de haberte llegado a conocer, de haber disfrutado juntos tantos y tantos martes de CER, jornadas de montaña inolvidables y muchos otros momentos. Ya no nos quedan lágrimas, sólo decirte que ojala estuvieras aquí!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*