Graus – Totxo Nela

Hoy, para bajar los turrones, hemos salido a trepar por la mañana antes de que mañana nos vayamos a por el Cavall Bernat. Hemos quedado con Xavi M. para pegarnos unos pegues.
Pese a que la mañana ha empezado húmeda y fresaca, enseguida ha salido el sol y hemos podido disfrutar de un solazo tremendo en la pared, que poco a poco ha ido calentando una roca inicialmente demasiado fría para escalar totalmente a gusto. Y digo fría porque nos hemos ido a Graus, y allí estaba todo el mundo mundial! Así que nos hemos metido en el sector Pell Roja, que estaba a la sombra pero vacío. Xavi me comenta que si quiero nos vamos directos a la derecha, al Totxo Nela, donde hay tres vías guapas, dos de ellas 6b’s. Aunque no llevo una continuidad que me permita encarar el 6b con garantías, pero la última vez en Vinyanova no me vi tan mal en ese grado. Así que dicho y hecho: “Vamonos p’allá, Xavi! A ver si sale algo decente”
Aquí tenemos el sector en cuestión:
  • Bròquil tòxic (V+): bonita vía, buena para calentar con un pasito tontín al final. Sale sin problemas.
  • Jefe Ouray (6b+): preciosa placa con una salida complicada, en el que el secreto son los pies. Salgo bien de las primeras presas y luego encaro un tramo que se deja hacer sin muchos problemas. Llegamos a una panxa típica y, ualalalala!!! Qué presote más bueno! Salimos de la pancha bastante bien y vamos al tramo final, con los antrebazos ya cargados. Salgo bien hacia la derecha donde cojo una presa decente, subo pies y milagrosamente me quedo pegado a la pared, pero no llego a la siguiente presa buena, en medio hay una presa horrible pero es lo único, me pillo, me desequilibro y mis cansados antebrazos no aguantan más! Alá, p’abajo se ha dicho! Me doy cuenta de que estoy totalmente reventado! Hago el paso como puedo acerando un poco y salgo a la R. Bueno, no ha estado tan mal!
  • Sun gazing (6b): la vía parece un poco más fácil a priori, pero yo estoy sin bateria, pese a que he descansado como 45 minutos o más. La salida es menos dura pero quizás más técnica que la anterior. Salgo a una serie de pasos muy finos, no recupero y cada presa me parece la última. Me paro en un paso muy fino y tiro la toalla. Un poco más arriba hay una grieta salvadora, pero no llego ni por asomo. A partir de aquí, voy trampeando, colgándome en varias cintas hasta la R final. Quizás fuera más fácil que la anterior, pero yo estaba demasiado cansado, siquiera para pensar.
Y se nos hace tarde, mañana no quiero estar reventado y marcho para casa, contento porque pese a que no he encadenado el 6b, me veo bastante bien. Ahora, a coger de nuevo pila tras este final de año tan complicadete para mi viejillo. Esperemos, en la siguiente visita, poder colocar el punto rojo en ambas.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*