Ferrata de Foradada del Toscar


Al día siguiente al pateo, nos fuimos a hacer la ferrata de Foradada del Toscar. La tenemos a 5 minutos de casa y después de leer las estupendas críticas que hay en todos los blogs y foros, pues no podíamos perdérnosla!

La verdad es que no defrauda. El ambiente es espectacular, ya que desde el inicio, se coge altura rapidamente y en cuatro escalones tenemos un patio y unas vistas espectaculares bajo nuestros pies.

 


El ascenso es vertical, con algún escalón que tira para atrás, pero sin grandes necesidades físicas. Tecnicamente no es muy difícil, aunque presenta algunos cambios de agujas y algunos movimientos que requieren de cierta soltura en el tema. En cuanto a la exposición de la vía, aquí cambian las tortas: el patio es contínuo e impresionante en la mayor parte de la ferrata. Parece que nunca alcanzas la cima. Esta es la única complejidad que presenta, pero determinante a la hora de decidirse a hacerla, ya que cualquier bloqueo por parte de alguna persona, complicaría bastante las cosas. Por tanto, se ha de saber con quién se sube para evitar contratiempos.

 


En algunos foros la reseñan como ferrata de iniciación, aunque en mi opinión, es una apreciación demasiado atrevida.


El itinerario asciende por el lateral de la aguja hasta que nos escondemos en su interior para continuar subiendo hasta la cumbre. Las vistas son ya espectaculares.



Descendemos unos peldaños hasta el primer puente, que no tiene complicación.

Seguimos con una travesía horizontal con un patio del copón, pero sencilla. Aquí nos podemos girar para contemplar las vistas, desde una atalaya impresionante.

 

Llegamos a un segundo puente, más largo y con peldaños, que nos aleja de la aguja principal. Aquí hay un escape para salir de la ferrata o continuar con el segundo tramo. Este, es mucho más tranquilo que el anterior, aunque no deja de ganar altura en todo momento, lo quehace que se amplíe el ángulo de visión ofreciendo una panorámica sin igual de los valles vecinos.

Sin ninguna otra complicación, alcanzamos el final de la ferrata.


El camino de vuelta es otra historia, ya que resulta casi más peligroso que el ascenso. Muy inclinado, resbaladizo (te puedes reir si ha llovido el día de antes), y sin formar. Un auténtico rompepiernas, que mejora a medida que descendemos.

En fin, 100 % recomendable

Ficha:

Tiempos
Aproximación: 15 min.
Ascenso: 2 h – 2 h 30 min (sin prisas)
Descenso: 45 min
Exigencia
Física: 3/5
Técnica: 2/5
Mental: 5/5

Equipamiento
Calidad: 5/5
Puentes: 2
Desplomes: 2/5
Puntuación general: 8.5/10

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*