Babytrepada en la Vinya Nova

Este domingo quedamos con Santi y Melissa para ver si podíamos echarnos una escapadita a Montserrat, pues Lara ya es un poquito más grande y llega la hora de demostrar sus dotes. Además, Melissa hace mucho que no ha ido a escalar en roca.
Elegimos la zona del Pou de Gel de la Vinya Nova por su corta aproximación (en teoría había posibilidades de lluvia), pie relativamente cómodo para estar con peques y algunas vías fáciles.
Llegamos a la zona y no hay nadie, lo cual me da mala espina, pues no es precisamente una pared que suela estar muy tranquila, pero que yo sepa estamos dentro de fechas permitidas y no vi ningún letrero de prohibición en el camino.
Vamos al sector Recuperación, donde hay una zona que nos va ideal y, como la idea no es encadenar sino pasar un buen rato, nos viene que ni pintado.
Empezamos con
  • Avis-ta (IV+): cuarto con una entrada sobada que luego mejora. Larga y con un final bonito.
Aquí colocamos a Lara en la pared, para ver que tal se lo pasa. Como todos los peques, tienen una especie de don innato y enseguida empieza a colocar pies y manos con gracia.
Con un poco de ayuda, va subiendo hasta que llega a la primera chapa (que no está bajita que digamos) y entonces ocurre lo de siempre: mira para abajo y ¡la cabeza de la mama está más abajo que la mía! Eso supone siempre un problema para alguien que esta acostumbrado a que hay que levantar la cabeza para mirar a los papis a no ser que estés montado en su cuello.

Así que nada, a berrear un poco, de vuelta al suelo y luego a escuchar la simpática lista de improperios con todas las palabras malsonantes que me sé, seguidas de la palabra escalada: caca escalada, fuck escalada, no gusta escalada,… Momento muy divertido, jeje…

Eso sí, cuando subía su papa, si le pedías ayuda para dar cuerda, allí estaba ella, presta a colaborar.

  •   Tobogán (V): con un paso raro entre la segunda y la tercera chapa.

    Con las diferentes  ediciones de reseñas, de kpujo, de un chavalote que estaba por allí, al final nunca he sabido exactamente que vías había encadenado ya en el sector y cuales no. En principio me sonaban de haberlas hecho, pero en las últimas reseñas de la guía Cara Sur deportivas no las tenía con punto rojo, así que, además de pasarlo muy bien, me llevo un par de vías nuevas.
    ¿Qué más se puede pedir?
    Sí, claro, una cerveza fresquita!

    Adoremos a aquellos que se les ocurre poner un parque con columpios y bar, porque ganarán el eterno aprecio de los padres escaladores con hijos y mucha sed!!!
    Salut!
    Share

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    *